Paisajes

Cuando era pequeño, le pedía a mi padre que me preparara su Werlysa y yo me ponía a disparar como un loco. Con el tiempo llego mi primera cámara y las primeras fotos que hice fueron paisajes en mi pueblo, Torrelodones, jugaba con la profundidad de campo intentaba sacar algún ave, sin mucho éxito. Compraba revistas de National Geographic de segunda mano y así conocí a fotógrafos como Jim Brandemburg con los que me gustaba compartir el placer de estar en la naturaleza.

Si estas interesado en mi trabajo…

Contacta conmigo